El pasado 8 de Marzo fue el día internacional de la mujer. Y con la manifestación se abrieron una serie de debates críticos sobre el papel que para muchos tiene la mujer en la sociedad. Yo, en mi caso, y quizás por mi experiencia laboral, que nunca ha sido negativa, tengo una opinión bastante crítica en este aspecto. Especialmente por todo lo que rodea al movimiento feminista radical, y todos las contradicciones que se sacan de la celebración de un día que, en realidad, creo debería celebrarse, de una manera mucho más positiva en general. 

Primera colección muñecas 8Mh
Primera colección muñecas 8Mh

Dicho esto y sin que sirva de precedente. Tengo la suerte de contar con amigas de mi infancia que trabajan en proyectos interesantísimos y que simbolizan para mí, lo que representa el 8M. Lo que significa ser una mujer real.  Lolita Rodriguez de Barutell, compañera del cole desde que teníamos prácticamente seis años, ha diseñado unas muñecas trabajadoras que rompen las barreras de las barbies y las nancees clásicas con las que habíamos jugado todas hasta ahora. 

La muñeca escritora/guionista. Colección muñecas 8M

“La situación a la que se enfrentan las mujeres hoy en día en el territorio laboral es fruto de años y años de obstáculos y muros invisibles que se han ido construyendo por la sociedad. Por eso queremos concienciar con esta campaña de juguetes a las niñas de hoy en día. Porque es más sencillo derribar esos muros ahora, que cuando sean mayores.” 

Ana Hernández sujetando a su muñeca escritora en su lugar de trabajo.
Ana Hernández sujetando a su muñeca escritora en su lugar de trabajo.

Así diseñaba Lolita una colección de ocho muñecas con ocho profesiones distintas inspiradas cada una en una mujer real. La abogada, la ecopiloto, la investigadora, la bombera…. Profesiones serias y distintas que tratan hacer entender a las más pequeñas que para conseguir tu sueño, has de trabajar. Tienes que luchar. 

Muñeca escritora junto al ordenador de trabajo de Ana Hernández Sarriá
Muñeca escritora junto al ordenador de trabajo de Ana Hernández Sarriá

En mi caso, casi me muero de la ilusión cuando me llamó mi amiga para decirme que se había inspirado en mí y en mis novelas para diseñar a la muñeca escritora/guionista. Una muñeca que, como sus compañeras, traía una tarjeta coleccionable en la que dan información sobre el papel de la mujer en la profesión seleccionada. En la que hablan a las niñas de referentes reales que han destacado en estos  apasionantes universos profesionales.

No podía dejar de publicar un post sobre este proyecto tan bonito y tan emocionante. Además, la colección de muñecas, en colaboración con la fundación Alalá, destinará parte de los beneficios para la compra del material escolar para las niñas de las Tres Mil Viviendas de Sevilla (renta per cápita más baja de España). Ayudaran a estas pequeñas a completar su formación aportándoles la compra de todo su material escolar.

Lolita Rodriguez de Barutell en sus oficinas de Madrid donde se crearon las 8M Dolls.
Lolita Rodriguez de Barutell en sus oficinas de Madrid donde se crearon las 8M Dolls.

Formar parte de un proyecto así me hace darme cuenta de que todo por lo que lucho tiene sentido. No puedo esperar a regalarle a mi sobrina mi muñeca, y jugar con ella y con sus amigas. Con la abogada, la chef o la climatóloga a desarrollar juntas una historia bonita sobre su profesión. 

¡Enhorabuena Lolita! 😉 

2 comentarios en “Mi muñeca escritora 8M.”

  1. cordial saludo
    me encanta el concepto de esta muñeca, la verdad es que me gustaria un producto asi en mi pais colombia unas muñecas que trabajen por la paz, muñeca de la madre trabajadora, muñeca secretaria, muñeca enfermera, muñeca cocinera y roles de las mujeres que se menosprecian, muñeca que trabaja para mantener a sus hijos, muñeca madre de familia etc nosotros tenemos una tienda en linea y me parece un producto excelente quisiera saber si tienen sistema de distribuccion en colombia, o usa gracias por la atencion prestada si es posible saber los precios y costes de envio y cantidad que se envia.

  2. La idea de las muñecas me parece fantástica y estoy a favor. Pero tengo que expresar mi más absoluta decepción a la hora de comprarlas. Adquirí cuatro para un centro educativo y cual fue nuestra sorpresa cuando las abrimos y nos dimos cuenta de que no eran seguras para nuestro alumnado. Se deshacen en el cuerpo, la pierna de una venía suelta, no se colocan en la base… Un desastre. Está bien promocionar este producto pero con unas condiciones de seguridad infantil aceptables. No se las recomendaré a nadie. Es mejor extrapolar esta idea un juguete seguro. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies