Dibujar sí que es una cosa que he hecho desde siempre. 

En el colegio tenía las agendas impregnadas de bocetos, de retratos, de maniquís de moda y vestidos de colores. Supongo que, por eso, y porque siempre me ha gustado la ropa, estudié diseño de moda. Solo hubo una clase en la universidad que me marcó. Se llamaba ilustración de moda. Todo lo que aprendí en ella fue lo primero que apliqué en mi experiencia laboral en Nueva York. Primero, diseñé zapatos para Tory Burch, y después, durante un tiempo que recuerdo con verdadera nostalgia, diseñé bolsos y accesorios para Alexander Wang.

La industria de la moda me desencantó por completo. Me centré totalmente en la escritura y sin darme cuenta, abandoné mis dibujos en carpetas durante mucho tiempo. Hasta que un día, hace muy poco, regalé uno de mis bocetos a una amiga por su cumpleaños. A partir de ahí, todas mis compañeras me empezaron a encargar diseños en formato cuadro. Primero, conocidas de mis amigas. Y sin darme cuenta, recibí mis primeros encargos de gente desconocida por Internet.

Me siento muy afortunada. Nunca había pensado en vender mis ilustraciones. Pero si te gustan mis dibujos, puedes mandarme un email aquí. Hablamos de lo que te gustaría, diseñamos algo personal y hacemos que sea un regalo muy especial. Me han encargado ya diferentes tipos de ilustraciones en diferentes tamaños y colores. ¡Me encantaría personalizarte a ti también una! ¿Te apetece?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies